de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 9 de enero de 2018

MIS APUNTES


 
LA MAESTRANZA SE ABRE A LA TENDENCIA VEGETARIANA
Sin ser fan de los sándwiches, la semana pasada opté por visitar La Maestranza, una de las sangucherías más famosas de Vitacura, ya que me habían comentado que lo vegetariano es parte importante de su nueva carta. Ya sea por salud, moda o simplemente por motivos aspiracionales, los vegetarianos van en aumento y los restaurantes ya se están adaptando a esta nueva corriente alimenticia.  

Cerveza Estrella Damm para abrir el apetito junto a un plato de Fish & Chips (7.200) una maravillosa y crocante carne de merluza en tempura acompañada de papas fritas. El local, a pesar de ser día laboral, lleno de entusiastas clientes que van a calmar el apetito con los sánguches de siempre y los nuevos vegetarianos que se acoplaron a la carta.

Acompañados de una pequeña ensalada de apio-palta, los sánguches vegetarianos son grandes y se ven apetitosos. Sin saber nada de ellos, me apunté con un One Love (7.900), con pan de cereales integrales relleno con tofu en tempura y queso Philadelphia, coronado con spaghetti de zapallos italianos al limón. ¡Magistral! Sinceramente, más que un sánguche es un verdadero plato de fondo. Si (a la corta o a la larga) hay que usar tenedor y cuchillo para darle el bajo a un pan de estas dimensiones, ¿Por qué no ofrecerlo sólo con la tapa de abajo del pan y convertirlo en un plato de selección? ¿No respeta las normas de un verdadero sándwich?

De lo probado (y aprobado) fue un trio de mini panes con champiñones portobello, con quesos roquefort, cheddar y cabra con salsa de puerros, mermelada de tomates y champiñones (8.200), un acierto, ya que es de gusto de moros y cristianos, o sea, de carnívoros y vegetarianos.

Si le sumamos a todo esto un buen servicio, el infaltable aire acondicionado y un diseño atractivo, La Maestranza seguirá cautivando una clientela de buen poder adquisitivo, que se repite varias veces al mes. Ese cliente, profesional joven, se siente a sus anchas en una sanguchería que supo conquistar sus veleidosos intereses gastronómicos. (Juantonio Eymin)

La Maestranza: Av. Vitacura 5468 / 23223 5280